lunes, 29 de junio de 2009

 

 EL ZAHORÍ SOSEGADO

 

       Áurea de candela volátil

 

suspendida en el lapislázuli oceánico

 

funambulea,

 

baja por el pecíolo de tu brazo

 

se zambulle en el  envés de tus manos

 

y resbala por el haz de las mías.

 

 

 

Se insinúan los tímidos ríos

 

cataratando  en mi garganta

 

los lúpulos líquidos

 

recostándome  hipnótico

 

como el cangrejo ermitaño

 

en la utópica pradera  de tu espalda.

 

  

27-05-09

 

 

Miguel Ángel de la Torre Menor-Corroto


Comentarios