martes, 26 de enero de 2010

ALMOHADA DE ARRAYÁN

 

¡Porque no sabemos mirar,
porque no sabemos mirar
como miráis las madres!

 

Pe Cas Cor

 

De calor de hielo se pinta la calle tras el cristal

                                                                               y a mi espalda morena

                                                        apareces tendida

         como un río cansado

de enredada corriente

                                            entre sabanas de una nada mortalidad.

 

 

Sé del sonido de tus ojos

         cuando miras mis ojos

                     y de un rumor

                                de labios ¿vivos? en este cuerpo de cárcel,

                                            -eternos-

                                como la flor de barro,

                                            -pétreos-

                                como la flor de barro

 

 

Es propicia

         toda mañana para suspender el tiempo

                                y hacer fogatas con las luces tempraneras

desvistiendo esta soledad de ciegos

                                            -de la que el uno y el otro-

                    tras una lluvia pastel

                                                                    nos avergonzamos.

 

4-1-10

 

Miguel Ángel de la Torre Menor-Corroto


Publicado por migueldelatorre @ 18:11  | Descorazonadas
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios